La importancia de causar una buena primera impresión

Solo tienes una oportunidad de causar una primera impresión. Desde las relaciones personales hasta las reuniones de negocios, nos enseñan que las personas forman opiniones de nosotros en unos momentos y que debemos estar listos para mostrar lo mejor de nosotros en todo momento.

primera impresión

En nuestra sociedad, dedicamos una gran cantidad de energía en intentar causar buenas primeras impresiones, desde la vestimenta hasta un firme apretón de manos.

¿Realmente tienes solo una oportunidad de causar una gran impresión? Algunos podrían argumentar que esto es válido para una entrevista, un discurso para una venta o en una presentación para recaudar fondos. Una vez que se forma esa impresión, es muy difícil cambiarla.

Ya sea que estés realizando una llamada de ventas con un nuevo cliente o en una entrevista de trabajo, comenzar fuerte conducirá a relaciones e interacciones saludables en el futuro.  

Aquí tienes 4 consejos que te ayudarán a causar una gran primera impresión:

Haz los deberes

Preocúpate de saber con quién estás hablando, qué le preocupa y el problema o asunto que se está tratando. Prepara puntos de conversación relevantes antes de la reunión.

Muestra confianza en ti mismo

Es normal estar nervioso, pero no deseas que tu ansiedad salga a la luz. Tu lenguaje corporal debe ser seguro y cómodo. Camina con la cabeza alta y con soltura y siéntate erguido.

Participa

Concéntrate en las personas que están hablando y escucha lo que están diciendo con atención. Haz preguntas reflexivas de seguimiento. Cuanto mejor la hagas sentir, más se inclinarán a tener una impresión positiva de ti.

Seguimiento

Para asegurar que tu primera impresión se quede grabada, escribe una nota de agradecimiento o envía un artículo relacionado sobre la conversación que tuviste.

Si por algún motivo piensas que la impresión que has causado no ha sido buena, aún puedes utilizar unos consejos para revertir o superar la mala impresión causada:

Sorprende

Digamos que has desarrollado una reputación de permanecer en silencio durante las reuniones de grupo. Asegúrate de ser la primera persona en hablar durante las siguientes reuniones y haz varios comentarios.

Compensa tus errores

Bombardea al equipo con mucha evidencia para sugerir que tu primera impresión sobre ti fue incorrecta. Para cambiar la percepción de la gente, deberás hacer algo más de una vez. Por ejemplo, si la gente piensa que siempre llegas tarde a las reuniones, llega pronto, pero llega pronto siempre.

Acércate a ellos

Puede ser tentador evitar a las personas si no empezaste con el pie derecho. Pero no debes evitarles. Sal de su zona de confort y busca maneras de conocerles mejor.

Sé paciente

A veces, todo lo que puedes hacer es ser paciente y esperar. Tu buen trabajo hará que las personas te rodeen y la primera mala impresión se desvanecerá con el tiempo.

 

Fuente: AscendThe Hedges Company

Networking para estudiantes universitarios

Deberías crear tus redes profesionales y personales desde el primer día de universidad. Las relaciones que establezcas en la universidad pueden ayudarte a conseguir entrevistas, periodos de prácticas y trabajos.  También pueden ayudarte a obtener recomendaciones y referencias, a iniciar tu propio negocio, conseguir clientes, etc.

networking para universitarios

Desarrolla una red diversa

Necesitas un grupo verdaderamente diverso de personas en tu red para ampliar tus oportunidades. No te limites a quedarte con tus amigos en clase o tus compañeros de piso. Haz un esfuerzo por conocer a personas más allá de tu zona de confort, personas que nacieron más allá de tu ciudad natal y que tienen vidas muy diferentes.

Aprenderás mucho sobre otras personas, sobre el mundo y sobre ti mismo. También descubrirás que tienes mucho más en común con ellos de lo que creías.

Crea lazos con tus profesores

Conoce a tus profesores más allá del tiempo de clase y asegúrate de que te conozcan. Pueden ser una fuente de conocimiento, asesoramiento y referencias profesionales.

Conecta con el personal del campus

Conoce al personal de tu campus y aprende sobre sus trabajos y trayectorias profesionales. Pídeles consejo. Por ejemplo, si estás interesado en el diseño o la ingeniería, reúnete con el equipo de las instalaciones para conocer sus experiencias. ¿Interesado en recursos humanos o el coaching? Habla con el personal de servicios profesionales sobre su propia trayectoria profesional y educación.

Únete a clubs afines

Contribuye con tus habilidades, demuestra tus talentos y forma parte de un grupo que comparta tus intereses mientras te diviertes haciéndolo. Si no hay un club para lo que realmente quieres, inícialo.

Establécete como profesional

Sí, los estudiantes universitarios necesitan tarjetas de presentación. Si tu universidad proporciona una plantilla de tarjetas de visita con el logotipo de la universidad, úsala. Si no lo hacen, sé creativo y diseña la tuya propia. Pon un título que refleje tu personalidad y tus intereses profesionales.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, las tarjetas de visita siguen estando a la orden de día y son muy importantes en el networking. El Director de RR.HH no te dará su número de teléfono para que lo metas tu agenda del móvil, te dará su tarjeta de presentación. El propietario de un negocio que se tope contigo en un ascensor hará lo mismo, y tú debes estar preparado para hacer lo mismo.

Cuida tu presencia online

Recuerda que los futuros empleadores te buscarán en Google, LinkedIn, Instagram Facebook, Twitter y en cualquier otro lugar de la red donde te encuentres.

Revisa la privacidad, el contenido y las imágenes de tus redes sociales, y asegúrese de que coincidan con la imagen profesional que deseas que vea el mundo. Incluye fotos de tus trabajos como voluntario, tus obras de arte y otros pasatiempos y actividades que reflejen tus habilidades e intereses.

Tu presencia online no debe ser solo acerca de vídeos divertidos sobre gatos y selfies. Configura tu perfil de LinkedIn correctamente: usa una foto apropiada y una dirección de correo electrónico que incluya tu nombre y apellidos, el personal de contratación no recordará un RSPerez487.

 

Fuente: Fireball Network

5 frases que los grandes líderes dicen sinceramente y con frecuencia

Los grandes líderes que desean inspirar con sinceridad a sus equipos para que trabajen al máximo rendimiento, simplemente porque les encanta el trabajo, pueden cambiar las actitudes de sus empleados con una comunicación sincera y frecuente.

grandes líderes

Estas son algunas de las frases que los buenos líderes dicen para motivar a los miembros del equipo:

Te valoro y aprecio lo que haces

Este comentario transmite una actitud de gratitud en general. ¿Quién no quiere ser apreciado por sus contribuciones? Decirle a tu equipo “¡bien hecho!” está bien, pero expresar un sincero aprecio directamente a los individuos es un motivador de primera categoría.

Cometí un error

La humildad hace un líder accesible y humano. Los líderes cometen errores todos los días, como por ejemplo:

  • Establecer políticas que resulten en tener consecuencias imprevistas.
  • Anunciar grandes objetivos y luego no volver a mencionarlos cuando no se alcanzan.
  • Ejercer un juicio pobre en las decisiones de contratación.
  • Analizar datos incorrectamente.
  • Seleccionar un momento inadecuado para reestructurar o reasignar roles.
  • No aplicar las normas o políticas de la misma manera para todos los empleados.

Admitir los errores crea una cultura de responsabilidad. Cuando los líderes admiten sus errores frente a su equipo o colegas y se hacen responsables, establece el estándar de responsabilidad para todos.

¿Como puedo ayudarte?

Con esta pregunta se hacen dos cosas:

  • Mostrar una actitud de interés por el bienestar del empleado.
  • Demostrar que el líder entiende que su función es servir y no ser servido como la realeza.

Por estos motivos tu trabajo es tan útil para nosotros…

En varias encuestas, los gerentes dicen haber comunicado su visión y objetivos para la organización. Sin embargo, en las mismas encuestas, los empleados dicen que no entienden la visión global o los objetivos, y mucho menos cómo sus tareas o resultados mensuales o trimestrales contribuyen a esos objetivos.

De otras encuestas de satisfacción de empleados, sabemos que un motivador clave para que los empleados permanezcan en una organización o se unan a una nueva organización es el propósito, es decir, hacerles sentir que su trabajo realmente marca una diferencia en los resultados o en alguna otra causa.

Los grandes líderes mantienen a sus empleados comprometidos asegurándose de que los empleados ven cómo su trabajo contribuye específicamente a los objetivos generales de la organización, ya sea la rentabilidad, la satisfacción del cliente, la solución de un problema, etc.

Eres bueno en esto

A diferencia de la apreciación, anteriormente mencionada, este comentario reconoce la competencia de un miembro del equipo. Todos disfrutan de comentarios positivos sobre algo que hacen bien. No es halago. No es un elogio destinado a producir más o mejor trabajo. Tan solo es un reconocimiento de la excelencia en una habilidad o tarea.

Comunicarse y reconocer la excelencia contribuye en gran medida a comprometer y motivar a los miembros de tu equipo para lograr lo mejor.

 

Fuente: Booher Research Institute

Cómo manejar las diferencias generacionales en el lugar de trabajo

Diferentes generaciones es igual a diferentes ideas. Con el dominio creciente y la entrada de la Generación Z o Centennials en el mundo laboral, mucho está cambiando la situación para los gerentes, los empleados y la cultura de trabajo en general. Los nuevos colegas están trayendo nuevas ideas con ellos y tienen un dominio inquebrantable de la comunicación digital.

diferencias generacionales

A los líderes les resulta fácil administrar a los empleados y equipos que comparten los mismos valores y tienen un rango similar de experiencia que ellos. Sin embargo, hoy en día los Baby Boomers se encuentran con Millennials y Centennials bajo un mismo techo.

¿Cuál es la mejor forma de comunicarse con colegas de diferentes generaciones y cómo se concilian las diferencias?

Desarrolla activamente tu propia cultura de comunicación

La comunicación es el enlace que une cada parte de tu organización. Cuando la comunicación no es fluida entre los empleados y los equipos, esto puede crear una tensión en el ambiente de trabajo en toda la oficina. El daño a la organización puede ser significativo. Aquellos que no se comunican bien entre sí pueden encontrar difícil crear objetivos comunes y lograr una colaboración positiva en el lugar de trabajo.

Las personas son diferentes y, por lo tanto, todos diferimos en nuestro estilo de comunicación. Dependiendo de nuestro carácter, nos comunicamos de manera emocional, racional, objetiva, personal, etc.

Los Baby Boomers a veces se consideran reservados, mientras que trabajar con Millennials y Centennials a menudo se percibe como de mente abierta y de colaboración. Las generaciones más jóvenes cuestionan el valor agregado de los modelos de jerarquía clásicos, mientras que los Baby Boomers encuentran orientación y apoyo en este tipo de estructuras.

Cómo conciliar diferentes estilos de comunicación

Cada individuo tiene su propio estilo, por lo que debes trabajar en conjunto en una cultura de comunicación adecuada para tu organización. Discute cómo te sientes acerca de la comunicación entre vosotros y establece un intercambio abierto sobre cómo funciona mejor la comunicación y en qué situaciones.

  • Reserva unos minutos para comentarios sobre la comunicación al final de cada reunión.
  • Anima a tus colegas a reflexionar brevemente sobre cómo ha funcionado la comunicación al final de cada diálogo.
  • Este breve ciclo de retroalimentación significa que conoces las ventajas y desventajas de los diferentes medios y estilos de comunicación.
  • Revisa periódicamente las lecciones aprendidas y debatid sobre como se puede mejorar aún más.

De esta manera, podéis aprender todos juntos cómo funciona mejor la comunicación, independientemente de la edad, o las preferencias personales.

Aprended a utilizar de manera eficiente las herramientas digitales en equipo

Como la primera generación en crecer en un mundo totalmente conectado, la Generación Z se considera el nativo digital definitivo. Manejar las nuevas tecnologías se ha convertido en una segunda naturaleza para ellos, y conocen la sensación de libertad que estas tecnologías aportan. La comunicación y el trabajo son posibles en cualquier momento y en cualquier lugar, lo principal es que estén equipados con soluciones de comunicaciones en la nube.

Por el contrario, la Generación X y los Millennials (de mayor edad) son inmigrantes digitales que han aprendido a usar las tecnologías poco a poco. Cuando se trata de tecnología, suponen que siempre hay algo que no funcionará correctamente. En comparación, Los Centennials tienen una relación iluminada y liberada con las innovaciones digitales y saben cómo usarlas de manera intuitiva.

Cómo juntar nativos digitales e inmigrantes digitales

Ambos tipos de generación pueden aprender mucho el uno del otro cuando se trata de tecnología. Con el desarrollo tecnológico que sigue avanzando a pasos de gigante, las empresas no pueden darse el lujo de ignorarlo. Quedarse estancado no es una opción, y la mejor forma de unir a los nativos digitales y a los inmigrantes digitales es a través de programas de mentoring intergeneracionales:

  • Crea programas en los que los empleados con más experiencia dentro de la empresa entrenen a los recién llegados en todos los procesos de la organización.
  • Paralelamente, establece programas de mentoring inversos en los que los nativos digitales muestren a los colegas mayores cómo usan la tecnología.
  • Estandariza el conjunto de herramientas de tu organización y asegúrate de que todos los empleados tienen acceso a todas las soluciones de comunicación en la nube y las herramientas de colaboración. La falta de acceso no debe convertirse en una excusa para no usarla.
  • Ofrece a cada empleado un programa de capacitación básico en el que se expliquen los conceptos básicos del uso de la tecnología.
  • Monitorea cómo tu organización usa las herramientas ofrecidas y comparte el estado con toda la organización.

Para las generaciones más jóvenes, un lugar de trabajo moderno es un signo de reconocimiento. Señala que la organización está haciendo todo lo que está a su alcance para dar a los empleados la oportunidad de tener éxito en el trabajo. Esta es una actitud fundamentalmente positiva de la cual los colegas mayores pueden aprender, particularmente aquellos que no están familiarizados con la tecnología.

Los Millennials y Centennials han crecido en un mundo conectado y tienen una relación saludable con la tecnología. Las generaciones mayores a veces se sienten abrumadas, y a veces se habla de agotamiento digital.

Fomenta el trabajo productivo a través de objetivos comunes

Cada generación tiene una noción diferente de horas de trabajo, diseño de las oficinas y administración de los empleados. Los Baby Boomers han crecido en la era de la cultura de la presencia. Mientras que la oficina solía ser el lugar de trabajo para cualquier generación, ahora desempeña un papel menos importante para los Millennials y la Genreción Z.

Millennials y Centennials buscan su felicidad en actividades plenas y significativas. La productividad es la clave de la felicidad en el lugar de trabajo. Aquellos que trabajan productivamente son exitosos, y el éxito puede a su vez conducir a profesionales más felices.

Cómo transmitir una nueva idea de rendimiento y éxito

Se necesitan objetivos comunes para conciliar las experiencias, los hábitos y las preferencias de todas las generaciones. Este es el nuevo desafío al que los gerentes, en particular, deben enfrentarse.

Cuanto más claras definas las ideas de lo que una organización debe lograr, mejor podrán todos los empleados tratar de hacerlas realidad. Se pueden evitar conflictos innecesarios debido a objetivos engañosos.

  • Da a todos los empleados comentarios regulares, semanalmente. La Generación Z en particular es adicta a esto, porque quieren saber si están haciendo una contribución significativa a la organización.
  • Los comentarios personales semanales que no se encuentren en correos electrónicos increíblemente largos serán una experiencia nueva para muchos empleados mayores. Pero es una experiencia que tiene un efecto y fomenta el compromiso personal.
  • El trabajo se puede hacer en cualquier lugar, en cualquier momento. Un estricto compromiso con el lugar y el tiempo puede parecer obsoleto para las nuevas generaciones, por lo tanto, innecesario, siempre que los objetivos estén claramente definidos para cada empleado en particular.
  • Además de los objetivos personales, los objetivos claros también son importantes a nivel de equipo: ¿qué es lo que queremos lograr juntos? Los objetivos del equipo unen a las generaciones.

 

Fuente: Nfon

Por qué comparar a tus empleados es una mala idea 

Como líder, es tu responsabilidad fomentar un entorno saludable que fomente el crecimiento entre los diferentes trabajadores y tipos de personalidad. Tus empleados deben sentirse confiados aprovechando sus puntos fuertes y reconociendo sus fallos sin preocuparse por ser eclipsados ​​por otro miembro del equipo.

empleados

“Es natural comparar a las personas. Es de naturaleza humana mirar a tu alrededor y ver lo que otros están haciendo. Si alguna vez has puesto a alguien como ejemplo, has utilizado la comparación para intentar lograr algo. Pero, aunque los motivos pueden ser positivos, las consecuencias a menudo son negativas”, dijo Nate Regier, cofundador y CEO de Next Element y autor de “Conflict Without Casualties“.

Si haces comparaciones constantemente, te encontrarás con problemas que podrían haberse evitado fácilmente.

Estos son algunos de los peligros de comparar a tus empleados:

Desalienta la individualidad

No puedes comparar dos empleados que son completamente diferentes. Si lo haces, solo desalentarás a tus trabajadores y les obligarás a llevar una máscara, ocultando quiénes son realmente.

“Los humanos están motivados de forma diferente, tienen diferentes puntos fuertes y son guiados de manera diferente. Compararlos implica que lo que funciona para uno debería funcionar para el otro. Simplemente esto no es cierto en muchos casos”. dijo Regier.

Por ejemplo, si comparas a un trabajador introvertido con un trabajador extrovertido, dos tipos de empleados totalmente diferentes, solo eliminarás el bien que proporciona cada uno de ellos, y les motivarás a ser alguien que no son.

Genera competencia insana

La competencia sana es buena en el lugar de trabajo. Aumenta la productividad y motiva a los trabajadores a hacer lo mejor. Pero si la competitividad interfiere con la dinámica de tu equipo, puede hacer más daño que bien.

“Esto crea una cultura de competencia en torno a ‘mí’ en lugar de una cultura en torno a ‘nosotros'”, dijo Nick Glassett, propietario de Origin Leadership Group.

Impide la colaboración

Cuando las personas compiten entre sí, a menudo no trabajan entre ellas. Debido a esto, la innovación a menudo se detiene o desacelera.

“La colaboración desaparece, el trabajo en equipo se reduce y todos comienzan a intentar sumar puntos por sí mismos”, dijo Glassett.

En este tipo de entorno, la relación podría aumentar al principio, añade. Pero después de un tiempo, la cultura se vuelve tóxica e insostenible. En cambio, tanto los empleadores como los empleados deben celebrar fortalezas y emparejar a los compañeros de equipo que se complementan entre sí.

“Esto creará colaboración y una dinámica de equipo en lugar de un grupo de gente desconforme que intenta superarse mutuamente”, dijo Glassett.

Daña la autoestima

Cuando un empleado siente que debe cumplir con los estándares de otra persona, es posible que empiece a dudar de sí mismo y tenga problemas con la autoestima.

“La comparación social aumenta (o rompe) la autoestima”, dijo Reiger.

Los líderes deberían alentar una alta autoeficacia, que se relaciona con la confianza de una persona para cumplir objetivos, responder a las demandas y convertirse en una mejor versión de sí mismo.

Para lograr esta actitud de tu equipo, debes ser un líder que celebre las fortalezas individuales de cada empleado. Esto les motivará a ser la mejor versión de ellos mismos.

 

Fuente: Business News Daily

Comunicación asertiva: Qué es y cómo mejorarla

Cuando nos comunicamos con otros, todos hemos experimentado situaciones en las que alguien termina siendo lastimado o alguien nunca llega a expresar su opinión sincera porque no quería parecer grosero. Éstas no son interacciones efectivas, y nunca conducen a la honestidad ni a la transparencia.

comunicación asertiva

En cambio, todos debemos aprender a ser asertivos tanto con nuestra comunicación profesional como personal, lo que significa que debemos decir exactamente lo que queremos con firmeza pero de manera respetuosa. Nuestras habilidades de comunicación asertiva pueden hacer o deshacer los resultados de nuestras interacciones con los demás.

Principales tipos de comunicación

Hay 3 tipos principales de comunicación: pasiva, agresiva y asertiva.

En cada conversación, nuestro estilo de comunicación hace que sea más fácil o más difícil para la otra persona entender lo que queremos decir. Y, lamentablemente, sufrimos las consecuencias si no sabemos qué estilo de comunicación usar. Esto puede llevar a personas que ofenden accidentalmente a otras o que no transmiten claramente lo que pretendían.

  • Comunicación pasiva

Si eres demasiado pasivo, entonces lo más probable es que estés de acuerdo con lo que otros te dicen, sigues a la multitud y muchas veces se te considera débil. Los comunicadores pasivos a menudo pierden el respeto, se subestiman y reciben menos oportunidades.

  • Comunicación agresiva

La comunicación agresiva, por otro lado, puede impedirte tener relaciones sólidas. Esto sucede porque nadie disfruta de la compañía de alguien que constantemente juzga, discute, no está de acuerdo y no permite que otros compartan sus opiniones.

Es posible que estés utilizando una comunicación agresiva si ignoras a las personas, no tienes en cuenta sus sentimientos, hablas más de lo que escuchas o usas gestos agresivos. Esta forma de comunicación resulta irrespetuosa y a menudo arruina las relaciones.

  • Comunicación asertiva 

La comunicación asertiva es a lo que todos deberíamos aspirar, ya que satisface tus necesidades y las de las otras personas.

Por supuesto, a veces puede ser difícil adoptar este hábito y mantenerse alejado de los otros dos estilos de comunicación. Se necesita un poco de autocontrol.

Afortunadamente, hay algunas formas inteligentes y fáciles de mejorar tus habilidades de comunicación.

Beneficios de ser asertivo

  • Mejor comunicación

Si te comunicas sabiamente, puedes obtener lo que quieres de cualquier interacción y también dejar a la otra persona satisfecha.

  • Menos estrés

La comunicación agresiva es estresante (como puede ser la pasiva); una de las personas involucradas generalmente termina sintiéndose humillada o amenazada. Si estás en el lado “fuerte”, puedes terminar lamentando poner tus necesidades por encima del derecho a hablar de la otra persona.

Sin embargo, con una comunicación asertiva, reconoces los sentimientos y deseos de la otra persona, mientras compartes abiertamente los tuyos y tratas de encontrar la mejor solución para la situación. Este estilo de comunicación equivale a muy poco estrés.

  • Más confianza

La confianza es importante en las relaciones personales y comerciales, y ser asertivo te ayuda a llegar de una forma natural.

La comunicación pasiva a menudo hace que los demás no te tomen en serio, mientras que el comportamiento agresivo tiende a generar sentimientos de resentimiento.

Ser confiable en tu comunicación crea una gran conexión.

  • Más autoestima

Cuando ocultas tus sentimientos o interactúas con los demás sin preocuparte por lo que piensan o sienten, estás bajando tu autoestima o construyéndola sobre la base equivocada.

Pero el comportamiento asertivo, por otro lado, muestra que eres lo suficientemente valiente como para defender tus puntos de vista y que tienes el control de lo que estás diciendo (y más importante aún, cómo lo dices).

Encuentra el equilibrio entre establecer claramente tus necesidades y darle a la otra persona la oportunidad de hacer lo mismo y sentirse igual.

¿Cómo desarrollar un comportamiento más asertivo?

  • Di “No” más a menudo

Para un comportamiento asertivo, tendrás que dejar de lado la necesidad de complacer a todos y hacer las cosas de acuerdo con tus expectativas. Cuando haces esto, a menudo te dejan insatisfecho y te vuelves más débil la próxima vez que intentas pedir algo que quieres.

La comunicación asertiva significa que está bien decir exactamente lo que quieres, pero haciéndolo de manera que no dañe los sentimientos de los demás o se sientan amenazados. Esto puede significar rechazar cosas que creas que no son adecuadas para ti, y luego explicar exactamente por qué las rechazaste. Si das razones contundentes y las dices con determinación, nadie se molestará porque les hayas dado una respuesta negativa.

  • Vigila tu tono

El autocontrol que mencionamos anteriormente debería usarse aquí. Tu voz necesita relajarse y debes sonar tranquilo. Esto puede llevar un tiempo, al igual que cualquier otra nueva habilidad. Mantén un tono amigable y tranquilo.

Hablar despacio y usar una voz más tranquila por lo general es suficiente para devolver el equilibrio a una conversación que haya podido subir de tono.

  • Debes estar dispuesto a discutir hasta que encuentres una solución

Cuando no obtienes la respuesta que deseas por un tiempo, es más fácil simplemente ponerse de acuerdo y marcharse; esto es ser pasivo.

Ser asertivo, por otro lado, significa continuar, de una manera calmada y respetuosa, hasta que se resuelvas el problema. Esto puede requerir más preguntas, escuchar con más cuidado o ser creativo y explorar más opciones.

Sea lo que sea, vale la pena tu tiempo, ya que al final ambas partes se sentirán satisfechas.

  • Presta atención a la comunicación no verbal

Por no verbal, nos referimos al lenguaje corporal, el contacto visual, la postura, los gestos, las reacciones, etc. Todo esto debe hacerse sin ningún sentido de agresión o pasividad. La agresividad hará que la otra persona entre en modo defensivo, mientras que la pasividad hará que se sientan ignorados.

Mantener contacto visual te ayuda a mantenerte concentrado. Además, es una forma fácil de hacerle saber a la otra persona que estás involucrado y que te importa lo que está diciendo.

Los expertos dicen que la forma en que diriges tu mirada y cuánto tiempo mantienes el contacto puede ser incluso más importante que lo que dices.

  • Presta atención

Por último, el secreto para una comunicación efectiva y la formación de mejores relaciones es ser conscientes de lo que la otra persona trata de decir.

Trata de no distraerte ya que esto muestra falta de respeto y puede hacer que des una respuesta equivocada.

Una completa concentración significa estar presente y no pensar en nadie ni nada que no tenga que ver con lo que se está hablando. Olvídate del resto del mundo, mira a la persona con la que se te estás comunicando en ese momento y escucha activamente todo lo que está diciendo.

Esta es la mejor manera de responder de manera significativa: la base de la comunicación asertiva.

Desarrollar tus habilidades de comunicación asertivas puede llevar algo de práctica. Acéptalo como un desafío y práctica tanto en tus relaciones profesionales como personales.

 

Fuente: Mindvalley

3 errores graves en tu estrategia de networking

Tu objetivo es hacer muchas conexiones valiosas y construir una red de contactos sólida y duradera. Si estas luchando por hacer más amigos y conexiones profesionales, probablemente necesites echar un vistazo a tu estrategia de networking para saber si estás cometiendo alguno de estos graves errores mientras intentas crear tu red de contactos.

estrategia de networking

Ser un networker egoísta

Cuando estás haciendo networking, piensas: “¿cómo vas a ayudarme?”, o piensas: “¿cómo podemos ayudarnos mutuamente?”.

El networking no trata solamente de tus necesidades, sino también de las necesidades de los demás. Por supuesto que tienes un objetivo: buscar clientes, socios comerciales, recomendaciones… Pero las personas con las que las que estás hablando también intentan hacer lo mismo.

Si tienes una conversación con alguien y solo te preocupas por ti mismo y por tus necesidades, es probable que no obtengas demasiado apoyo de la otra persona. Ésta también tiene objetivos, y si piensa que solo quieres beneficiarte de ella sin ofrecer nada a cambio, es probable que no esté dispuesta a trabajar contigo.

La clave es ofrecer valor. Antes de preguntar, siempre debes ofrecer. Ya sea una conexión relevante o simplemente un artículo que creas que puede interesarle, ofrecer un apoyo temprano demostrará que serás una conexión valiosa en el futuro. También alentará a la gente a devolver el favor de alguna manera, y este favor podría ser presentarte a alguien de su red.

Esperar demasiado para hacer un seguimiento

¿No odias cuando mantienes una gran conversación con alguien y nunca vuelves a saber de ellos? ¿Y si esperan tanto tiempo para comunicarse contigo que no recuerdas de lo que hablasteis? No seas de ese tipo de personas. Esto es un ejemplo de mal networking.

Toma notas sobre la conversación que mantuvisteis para que no se te pase nada importante y realiza un seguimiento dentro de las primeras 24 horas para refréscarles brevemente la memoria sobre la conversación que mantuvisteis.

No mantener el contacto

Otra cosa que nos frustra a las personas es cuando la gente solo se acerca a nosotros cuando necesita algo. Por lo tanto, es importante nutrir tu red, incluso cuando no la necesites.

Enviar un correo electrónico amistoso para ver cómo va el negocio o enviar un artículo que crees que puede resultar interesante es todo lo que necesitas para mantenerte en la mente de tus conexiones y que no se olviden de ti.

De este modo, cuando necesites su ayuda, no sentirán que solo estás llegando a ellos de la noche a la mañana, y es más probable que te ayuden.

 

Fuente: Work It Daily

¿Cómo puedes mejorar tu cultura empresarial?

La cultura empresarial está compuesta de un conjunto de normas y valores que caracterizan la imagen de una empresa y la forma de organización de ésta.

Independientemente de tu industria, las personas son tu mejor activo, y cuando las personas se sienten valoradas, respetadas y apreciadas, es más probable que tengan éxito.

cultura empresarial

Aquí hay cinco sencillas formas que te ayudarán a fortalecer y mejorar la cultura de tu empresa:

Adopta la transparencia

La transparencia con respecto a las finanzas puede ser difícil, pero los empleados aprecian la honestidad. Esta es una manera fácil de generar confianza y buena relación.

Proporcionar actualizaciones sobre la salud de tu empresa ayuda a las personas a sentirse más involucradas en el bienestar de la organización. Cuando puedas, ofrece a los empleados una visión sin filtrar de las operaciones y la visión de la compañía para el futuro, y dale voz a tus empleados. La confianza es la base de una cultura empresarial saludable.

La transparencia es mucho más que revelar información financiera. Mantén a tu gente informada y  comparte planes de negocios, calendarios de comunicaciones, iniciativas de marketing, proyectos de TI y objetivos estratégicos.

Sé flexible

El horario flexible se clasifica consistentemente como una de las ventajas más populares en el lugar de trabajo.

Especialmente durante el verano, cuando los niños no van al colegio, darles a los empleados la opción de trabajar a distancia o trabajar horas irregulares puede ser un alivio tremendo. Permitir que los trabajadores realicen su trabajo fuera de la oficina también es una forma sustantiva de generar confianza. Ofrecer flexibilidad es una muestra significativa de respeto y agrega peso a la noción de establecer una cultura que valora y honra a los trabajadores.

Establece tradiciones

La compañía que juega junta permanece junta.

Programa actividades que brinden oportunidades discretas y de poco estrés para mezclarte y disfrutar de la compañía de los demás. Crea eventos durante todo el año que pueda interesar a tus empleados y establece tradiciones divertidas que reflejen y mejoren tu cultura única.

Pide a los empleados retroalimentación sobre qué tipo de actividades disfrutan, y permite que las preferencias de tu gente moldeen el tipo de cosas que haces tú.

Pero nunca obligues a las personas a participar en las actividades que programes. La participación obligatoria puede socavar la diversión.

Honra y respeta la maternidad y la paternidad

Muchos lugares de trabajo proporcionan el mínimo indispensable cuando se trata de dar cabida a nuevas madres o padres. Brinda a las nuevas madres suficiente tiempo y espacio para amamantar y tiempo para ajustar sus horarios.

Criar a un niño es uno de los trabajos más difíciles del mundo, sin embargo, muchos empleadores muestran poca o ninguna empatía por las personas en medio de este gran cambio de vida.

Establece una cultura que honre y respete a las madres que trabajan, y por supuesto, también debes hacer un esfuerzo adicional para apoyar a los nuevos padres.

Fomenta relaciones sólidas entre compañeros de trabajo

Las relaciones laborales y el compromiso de los empleados están inextricablemente vinculados.

Tener cariño por los colegas puede mejorar la lealtad de la empresa, la satisfacción laboral e incluso la productividad. Para crear una cultura empresarial saludable, asegúrate de que tu organización sea propicia para forjar relaciones sólidas. Crea espacios para la colaboración, ofrece oportunidades que promuevan la interacción y haz que todos los trabajadores se sientan parte del equipo.

Una cultura de empresa próspera y vibrante puede atraer a los mejores trabajadores, aumentar la retención y mejorar la productividad.

 

Fuente: Ragan

Cómo hacer networking como un extrovertido (especialmente si no lo eres)

La palabra networking puede provocar alegría o evocar miedo. Algunas personas nacen con el don de la palabra y pueden trabajar en cualquier situación con gracia y estilo. Para muchas otras personas, la conversación requiere práctica, entrenamiento y mucho valor. Si eres de los segundos, no te quedes en silencio y comienza a mejorar tus habilidades y construir nuevas relaciones con estos consejos.

cómo hacer networking

Elige eventos y organizaciones que te interesen

Comienza donde estés motivado para conocer gente nueva que tenga intereses profesionales o personales comunes. ¿Qué te apasiona? ¿Con qué tipo de personas te sientes más cómodo? Este podría ser tu grupo de exalumnos, una organización comunitaria, un club de ingeniería, un recaudador de fondos benéfico, etc.

Asiste a un evento con una actividad que te guste. Una clase de cocina, un partido de tenis o un club de lectura te ofrecerán algo específico que hacer y de lo que hablar. Te darás cuenta de que el networking no es algo tan horrible, sino más bien una forma de hacer nuevos amigos, pasar tu tiempo de maneras significativas y agradables, aprender algo nuevo, desarrollar habilidades profesionales y desarrollar tu confianza.

Encuentra el momento adecuado

Un buen momento hace una buena red de contactos. Lo mejor es hacer contactos cuando estés en tu mejor momento y puedas mantener una actitud positiva. Si eres de los que le gusta madrugar y es cuando te sientes más enérgico y seguro, programa reuniones de desayuno. Si, por el contrario, eres un ave nocturna, reúnete después del trabajo.

Fijarse unos límites de tiempo también son útiles si no eres un parlanchín natural. Por ejemplo, date treinta minutos para conocer a tres personas interesantes en un cóctel. Una vez que alcances tu objetivo, podrás relajarte o subir tus objetivos y seguir conectándote, o irte y recompensarte con una actividad que disfrutes incluso más que el networking.

Prepara tus temas de conversación

Prepara algo para romper el hielo y temas de conversación leyendo noticias relevantes y publicaciones sobre la industria. La cultura popular es una manera fácil de comenzar una conversación: ¿Qué películas has visto recientemente? ¿Qué restaurantes de la zona merecen la pena visitar?

Pídele a alguien su opinión sobre algo con lo que ambos podáis identificaros: ¿qué opinas del conferenciante? Pide un consejo: ¿Cuáles son tus herramientas tecnológicas favoritas? ¿Qué otros eventos de networking recomiendas? Haz preguntas profesionales: ¿Cuáles son tus mayores desafíos comerciales este trimestre? Haz preguntas personales: ¿Cuál es tu lugar de vacaciones favorito? Combina lo personal y profesional: ¿Cómo llegaste a este campo? ¿Qué consejo le darías a alguien nuevo en el sector?

A menudo hay superposiciones entre temas personales, profesionales y generales. Esto hace que sea aún más fácil encontrar intereses comunes y hacer que una pequeña charla sea significativa.

Mantén una actitud positiva y la mente abierta

A veces necesitas permanecer en el tema y mantenerte concentrado. Otras veces, la mejor estrategia es ir con la corriente y dejar que la conversación te guíe. Puedes descubrir oportunidades increíbles a partir de una conversación no planificada.

Mientras más practiques, mejor podrás conectarte en cualquier situación. Incluso si no piensas en ti mismo como un networker natural en este momento, cuando empiezas a absorber y aplicar este consejo, pronto te convertirás en un experto en hablar en cualquier lugar, en lugar de quedarte encerrado en un ascensor hablando sobre el tiempo.

Practica tus habilidades

No puedes aprender a conectarte con las personas solo leyendo sobre el tema. Como el tenis, la danza, o un nuevo idioma, necesitas ir más allá del conocimiento teórico y practicar tus habilidades en situaciones de la vida real.

Así que ¡adelante! Regístrate en esa impresionante conferencia, organiza un almuerzo social con los miembros de tu comité, descuelga el teléfono y programa un café con el nuevo jefe de marketing.

Ahora apaga tu tecnología y conéctate en la vida real.

 

Fuente: Fireball Network

Errores comunes en Networking y cómo evitarlos

La creación de redes de contactos no se trata simplemente de recopilar tarjetas de visita o crear una gran lista de contactos. Es un medio esencial para construir relaciones y alianzas estratégicas que son fundamentales para el crecimiento de los negocios.

errores comunes en networking

Al igual que todos los emprendimientos comerciales exitosos, el networking requiere una ejecución adecuada para obtener los mejores resultados. Es necesario invertir tiempo y esfuerzo, hacer los deberes y concentrarse en evitar las trampas que pueden resultar en una experiencia nada efectiva.

Estos son algunos de los errores más comunes que las personas comenten al construir sus redes de contactos y cómo evitarlos:

Subestimar el valor de las reuniones cara a cara

Muchos propietarios de pequeñas empresas quieren hacer todo online, dependiendo del correo electrónico y de sus redes existentes en lugar de comunicarse en persona. Sin embargo, no hay sustituto para salir y conocer gente que quizás conozcan al proveedor o candidato de trabajo perfecto. Haz un esfuerzo para asistir a reuniones organizadas por organizaciones profesionales o grupos que son relevantes para los objetivos de la creación de tu negocio. El objetivo es presentarse a personas que no conoces y averiguar si tenéis servicios, intereses o necesidades comunes.

Pensar que ya conoces a todo el mundo

Si bien debes cultivar las conexiones con personas que ya conoces, también debes ampliar tus horizontes profesionales para beneficiar a tu empresa. Conocer gente nueva a menudo resulta en aprender más sobre tu industria o en obtener valiosos conocimientos sobre los negocios. Ponte en contacto con personas más allá de tu círculo actual de colegas para expandir lo que sabes, así como a quién conoces.

Evitar las redes sociales

Los medios sociales son una herramienta muy valiosa para expandir tu red de contactos, conectándote con personas que de otro modo nunca hubieras conocido. La clave es ir más allá de tus interacciones online para formar relaciones reales. Participa en las conversaciones de LinkedIn de tus contactos, comparte sus próximos eventos en Facebook o envía un tweet para hacerles una pregunta.

Si sois de la misma localidad, invítales a reunirse para tomar un café. Los canales centrados en negocios como LinkedIn también ofrecen la oportunidad de profundizar las relaciones con los contactos que ya conoces en persona.

Recibir sin dar

Uno de los mayores errores que puedes cometer al establecer redes es pensar solo en lo que puedes obtener de los demás. En lugar de lanzar tu venta de inmediato, tómate un tiempo para conocer a tu contacto y ver qué servicios o apoyo puedes proporcionarles. El objetivo es encontrar formas de continuar el contacto para que podáis ayudaros mutuamente en el futuro. El networking se trata de dar y recibir. Cuando haces un esfuerzo adicional por alguien, puede estar más dispuesto a corresponderte cuando eres de los que hace favores o recomendaciones.

No ser específico

Como propietario de una pequeña empresa, no tienes tiempo que perder. La clave para aprovechar al máximo el tiempo que pasas creando redes de contactos es ser específico.

Para empezar, asegúrate de tener un propósito claro en mente antes de comenzar a identificar oportunidades. Si buscas financiación para una startup, las redes a las que necesitas acceder son muy diferentes a las que acceder si estás buscando contratar a un director de ventas para tu negocio en crecimiento.

Una vez que tengas un objetivo en mente, debes ser capaz de articular claramente lo que estás buscando. Para obtener referencias, las personas deben comprender lo que haces, lo que hace que tu producto o servicio sea especial y por qué deberían recomendarte. Cuando eres claro, a tus nuevos contactos les será más fácil hacer preguntas y determinar cómo pueden ser de ayuda.

Hablar en lugar de escuchar

Un evento de networking no es el momento para promocionar tus habilidades y experiencia, hacer una presentación de ventas o contar la historia de tu vida. Es una oportunidad para conocer a otros profesionales y forjar relaciones significativas.

Si deseas hacer una primera impresión memorable, evita la autopromoción continua y, en su lugar, haz preguntas a aquellos con quienes estás interactuando. A la mayoría de la gente le encanta hablar de sí mismos, así que dales a las personas la oportunidad de compartir lo que les interesa.

Un enfoque conversacional equilibrado finalmente conducirá a un intercambio mucho más beneficioso.

Limitar el campo de juego

No limites tu actividad de networking solo a reuniones o eventos profesionales. La creación de redes puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento, así que debes estar abierto a la posibilidad de hacer una conexión comercial cada vez que salgas por la puerta. Si entablas una conversación con alguien mientras esperas en una cola o en el ascensor, te sorprenderás hasta dónde puede llevarte esa conversación.

No hacer seguimiento

Si has estado ocupado construyendo tu red de contactos, pero no has seguido conectándote con ellos, es fácil que la gente se olvide de ti. Si prometiste enviar información o llamar a alguien, es posible que piensen que no eres de confianza ni sincero si no lo cumples.

Recordar hacer un seguimiento, incluso si solo es enviando un correo electrónico de vez en cuando, es esencial para mantener tu red de contactos. Comparte información, ofrece ayuda o invítales a unirse a ti en un evento. Llámales para programar una comida en la que poneros al día.

No dar las gracias

No mostrar gratitud a tus contactos puede causar una impresión negativa, y esto es lo último que deseas hacer. Enviar una nota agradeciendo a alguien por su tiempo les dejará sintiéndose positivos acerca de su interacción contigo.

Es fácil estar ocupado y olvidarse, por lo que debes crear un recordatorio para mostrar tu agradecimiento a todos tus contactos profesionales recién adquiridos.

La creación de redes de contactos es una habilidad que debe trabajarse ya que no es algo natural para todos. Cometer errores ofrece la oportunidad de afinar tu enfoque para establecer relaciones que sean mutuamente beneficiosas y que brinden un verdadero valor para ti y tu negocio.

 

Fuente: Summit Financial Resources

La comunicación de la Generación Z en el lugar de trabajo

La Generación Z o Centennials (nacidos entre finales de los años noventa y el presente) ya ha entrado en el mercado laboral. Esta generación no sólo posee un smartphone y nuevas habilidades, sino que también tiene un sistema de valores completamente diferente al de los colegas más mayores. Esto tiene el potencial de conflicto pero,  al mismo tiempo, la Generación Z presenta una gran oportunidad para las empresas.

Generación Z

La Generación Z ha estado entrando gradualmente en el mercado laboral desde 2011, donde entran en contacto con colegas y gerentes de generaciones anteriores:

  • Baby Boomers: de alrededor de 1946 a alrededor de 1964.
  • Generación X: de alrededor de 1965 a alrededor de 1979.
  • Generación Y o Millennials: de alrededor de 1980 a alrededor de 1998.

A partir de 2020, la Generación Z representará aproximadamente el 35% de todos los empleados.

Sus miembros ya están causando problemas con los gerentes y colegas, debido a las diferencias típicas que ocurren naturalmente de una generación a otra.

La Generación Z ama la idea de comunidad

Como ninguna generación anterior, han disfrutado de acceso a una variedad de dispositivos digitales desde la infancia. Jugaron con las tablets antes de que pudieran pronunciar una palabra y tenía smartphones en primaria. Desde entonces, el smartphone ha sido un compañero constante para ellos, sin el cual se sentirían incómodos o aislados del mundo.

Los Centennials son parte de una comunidad online totalmente conectada las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en la que los contactos virtuales y personales se consideran iguales:

  • WhatsApp se abre inmediatamente después de que suena la alarma.
  • Snapchat e Instagram se usan varias veces al día.
  • YouTube domina con sus vídeos. El 95% lo usa, y la mitad de ellos dice que no puede vivir sin él.
  • Facebook es una cosa del pasado  y sirve solamente como un medio para mantenerse en contacto con padres o abuelos o para seguir marcas populares.

Los Centennials dan todo por sentado ya que nunca conocieron la vida en la era previa a Internet, momentos en los que no se podían hacer llamadas telefónicas y navegar por Internet simultáneamente.

A diferencia de Generación X, que todavía juega un papel activo en el desarrollo de la tecnología, la Generación Z realmente no ha ayudado a dar forma al progreso tecnológico. La Generación Z son usuarios, pero no están familiarizados con la base técnica sobre la que operan sus dispositivos.

Esto mismo pasó con la Generación X y la era de la televisión abierta; donde los Baby Boomers crecieron durante el advenimiento de la televisión, la Generación X no tiene una idea real de cómo era la vida sin TV.

La Generación Z cultiva la multitarea en el lugar de trabajo

En este sentido, esta generación es increíblemente capaz de realizar múltiples tareas. Sus miembros van y vienen entre los mundos real y virtual, a través de los diferentes canales, registrando toda la información y luego filtrándola. Esto les da puntos de vista diferentes sobre las normas sociales.

Muchos consideran aceptable enviar mensajes de texto durante una comida familiar o enviar un mensaje durante una conversación. Cambian sin problemas entre la interacción física humana y los canales de comunicación digitales.

En la vida comercial cotidiana, la investigación se lleva a cabo en Internet durante una reunión y los resultados se incluyen directamente.

Por otro lado, la Generación Z se distrae fácilmente y necesita trabajar en su capacidad de atención. Los estudios demuestran que el tiempo en que pueden concentrarse en algo sin distraerse es de alrededor de 8 segundos.

La diversidad de medios de comunicación en su lugar de trabajo es mayor que nunca.

La Generación Z se basa en el diálogo personal

Muchos Centennials son conscientes de que la multitarea no es necesariamente efectiva. Son realistas, críticos de sus propias debilidades y se dan cuenta de cómo puede ser la distracción del smartphone. Por estas razones, que muchos de ellos consideran que la comunicación cara a cara es el método de comunicación más efectivo.

Sin embargo, esta es una visión distingue a Europa del resto del mundo. Globalmente, la proporción de quienes prefieren el intercambio digital es mucho más alta.

Esta generación se comunica con algo más que hablar y escribir. También se comunican usando imágenes, emoticonos, memes, mensajes de voz, GIFs, vídeos cortos y transmisiones en directo.

Es por esto que también quieren una sólida combinación de herramientas de comunicación en el trabajo, herramientas que combinen hablar, escribir y elementos visuales.

La imparcialidad es importante para la Generación Z

Para esta generación, el ambiente de trabajo también es uno de los más importantes a la hora de elegir un jefe. Esta generación quiere sentirse cómoda, lo que significa que la compañía ideal también debe defender valores sociales como la humanidad, ética, igualdad de oportunidades, etc.

La generación Z ha cambiado el mundo laboral tal como lo conocemos hoy, y está previsto que continúe en el futuro. La comunicación que se centra en la eficacia y la personalidad es la clave para una cooperación intergeneracional exitosa en el lugar de trabajo.

 

Fuente: Nfon Ag

Consejos para destacar en un evento de Networking

Los eventos de networking son excelentes lugares para conocer clientes potenciales, nuevos talentos, aliados estratégicos, etc.

Asistir a un evento de networking es un poco como ir a una primera cita. Piensas en qué vas a decir, qué ropa te vas a poner, te sudan las manos y te preocupan los silencios incómodos.

Networking

Con estos consejos, podrás integrarte y hacer contactos como un profesional.

Fija un objetivo

Establece tu objetivo para cada evento de networking y comprométete con él. ¿Buscas nuevos clientes? ¿Estás considerando una transición en tu carrera y necesitas consejos? ¿Buscas nuevos talentos para tu empresa o departamento?

Piensa por qué asistes a cada evento o reunión de networking. Tus objetivos determinarán tu estrategia. A quién te acercas, cómo te presentas y de qué hablas, cambiará dependiendo del objetivo que persigues en cada evento.

Haz los deberes

Investiga el evento, la organización, los asistentes, la industria, los patrocinadores y a los conferenciantes. Esta investigación te ayudará a entablar una conversación inteligente, dar una buena primera impresión y sacar el máximo provecho del evento.

Asiste de buen humor

Para ser un buen networker, necesitas una gran actitud. Para ponerte de buen humor, ponte tu traje favorito, escucha música que te guste, date una charla motivadora y recuerda la diversión y el éxito que has logrado en eventos anteriores. Después de hacer esto estarás animado y listo para hacer nuevos contactos.

Leva tus tarjetas de presentación

Lleva contigo una buena pila de tarjetas de visita y guárdalas en algún lugar de fácil acceso. Debes tener un sistema para organizarlas de tal manera que no se mezclen tus tarjetas con las que recibas. Por ejemplo, puedes tener tus tarjetas en el bolsillo derecho y guardar las que recibas en el izquierdo o utilizar un tarjetero con separadores para evitar que se mezclen.

Evita los errores críticos

  • No estés continuamente mirando tu teléfono móvil en el evento o durante los discursos. Esto puede resultar grosero e insultante, y da la sensación de que no estás interesado en conectar con nadie.
  •  No hables interminablemente sobre el clima, el tráfico u otros temas irrelevantes (a menos que seas un meteorólogo o un controlador aéreo).
  • No pases todo el tiempo con las personas que conoces. Si no sales de tu zona de confort, ¿cómo vas a expandir tu red de contactos y oportunidades? Incluso si tu razón para estar en un evento es específicamente para vincularte con tus clientes, o impresionar a tu jefe, aportarás valor y ganarás respeto si te comunicas con otras personas que podrían ser de interés para la gente con la que estás.

Encuentra vínculos comunes

Es fácil encontrar vínculos comunes que te ayuden a conectarte. Sólo necesitas hacer preguntas atractivas, ofrecer detalles sobre ti y unir las piezas. Sé personal sin dejar de mantenerte profesional y la conversación fluirá.

Acepta las diferencias

Por diferente que parezcas ser de alguien, puedes encontrar similitudes y experiencias conectadas para acercarte más. Podéis aprender mucho el uno del otro y aprender a apreciar vuestras diferencias. Piensa en todas las relaciones que unen a personas con diversas experiencias, habilidades, educación, culturas, idiomas y personalidades. Y juntos, crean equipos exitosos.

Sigue la regla de oro

Cuando no estés seguro de que tienes que hacer, sigue la regla de oro y acércate a los demás de la misma forma que te gustaría que conectaran contigo.

Recuerda quién te pareció accesible, quién destacó y quién actuó de manera independiente. Presta atención a las personas que te han causado impresión y a lo que hicieron y dijeron para ganarse tu respeto.

Todos podemos aprender de los demás, y todos podemos ayudarnos los unos a los otros.

Ahora puedes salir de la oficina y empezar a ampliar tu red contactos en los eventos de networking.

 

Fuente: Fireball Network

La importancia de la comunicación cara a cara en la era digital  

En esta era digital, la tecnología ha cambiado la forma en que trabajamos y nos comunicamos. Los colegas pueden colaborar independientemente de su ubicación, los empleados pueden trabajar desde casa y los líderes pueden enviar mensajes importantes al personal de manera eficiente. Sin embargo, a pesar de las claras ventajas de la comunicación digital y el teletrabajo, aún existen muchas restricciones, y sería un error suponer que la comunicación cara a cara en el lugar de trabajo podría perder su valor.

comunicación cara a cara

Al igual que muchas otras habilidades, la comunicación puede ser infravalorada en las organizaciones porque es difícil de medir, pero no se debe subestimar su poder en los resultados comerciales, la cultura de la empresa y la participación del personal.

Beneficios de la comunicación cara a cara y los escenarios en los que la opción digital debería ser la última opción.

Relaciones más fuertes en el trabajo

No hay duda de que si nunca estás físicamente en el lugar de trabajo o te encierras en tu despacho y eliges el email o el teléfono para comunicarte, no estarás tan conectado con tus colegas como aquellos que entienden la importancia de dedicar tiempo a la comunicación cara a cara. La capacidad de interactuar y socializar sienta unas bases de confianza y por lo tanto mejores relaciones en el trabajo.

Percepción de pensamientos y sentimientos

Las señales no verbales son tan cruciales como las palabras que decimos en cuanto a comunicación se refiere. Todo, desde el lenguaje corporal y las expresiones faciales, hasta la atención y el compromiso, pueden indicar diferentes pensamientos y sentimientos, los cuales sólo se pueden observar realmente a través de la comunicación cara a cara.

Compromiso e innovación

La comunicación cara a cara también ayuda a crear entornos de colaboración que inspiran y motivan a los empleados a participar en reuniones, sesiones de lluvia de ideas y más. Estos entornos fomentan el compromiso y la innovación, imprescindible para la satisfacción de los empleados, y por lo tanto para el crecimiento de la empresa.

Afrontar cuestiones delicadas

Cuando se trata de abordar un problema delicado, es más probable que lo resuelvas con éxito si te involucras en persona que tratándolo a través del teléfono o el correo electrónico. Tanto si tienes que dar un feedback a un miembro del personal, como si tienes que tratar algún problema con un colega, la comunicación puede malinterpretarse o perderse por el camino cuando se realiza a través de una vía tecnológica. Concéntrate en el resultado que deseas y prepárate considerando la mentalidad y las posibles reacciones de la persona con la que vas a comunicarte. Esto puede ayudar a convertir una conversación desafiante en una interacción que desemboque en una construcción de confianza.

Comunicación clara y concisa

¿Cuántas veces un correo electrónico ha sido malentendido, malinterpretado o percibido como grosero por la otra parte? Las conversaciones cara a cara minimizan el riesgo de que esto ocurra y promueve prácticas comerciales más efectivas.

Conclusión

A veces, fomentar las interacciones cara a cara puede ser tan simple como convencer a otros para que caminen por el pasillo en lugar de enviar un email. La importancia de las conversaciones reales, en tiempo real y en salas reales, nunca debe subestimarse.

La tecnología actual hace que la comunicación sea más rápida y fácil que nunca. Pero esto no significa que deba ser la única manera de comunicarnos.

 

Fuente: Australian Institute of Business

Cómo configurar tu perfil de Universale correctamente

Los que ya habéis “trasteado” con Universale sabréis que podéis configurar vuestro perfil tanto con datos personales como profesionales. Dentro de la versatilidad que Universale admite a la hora de añadir datos es importante que configures tu perfil en función de los objetivos que persigues para hacer de Universale una herramienta verdaderamente efectiva.

universale

Perfil Global de Universale

En el caso de que quieras combinar tanto a tus contactos personales como profesionales, puedes configurar un perfil global que te permita decidir que información pueden solicitarte, información que siempre tendrán actualizada cuando realices algún cambio.

Perfil profesional de Universale

En el caso de que concibas Universale como una herramienta específica para el networking deberás concretar y hacer hincapié en tus datos de profesionales. Para ello te aconsejamos que comiences por ponerle cara a tu empresa y modificar el campo de “Negocios Nombre/ Marca” y especialmente en “Negocios Sector” o “Subsector”, en el que podrás ofrecer más datos del ámbito y la actividad de tu empresa y así aumentar las oportunidades de crear nuevos contactos que busquen el producto o servicio que ofreces.

No olvides filtrar por los campos que pertenezcan únicamente al ámbito profesional. Cuando añades un teléfono nuevo a tu perfil puedes especificar entre Móvil, Trabajo o Casa de la misma manera que deberás puntualizar con tus emails, los que podrás concretar entre Personal y Profesional. También podrás elegir entre Trabajo o Casa en el apartado de dirección.

     

Redes sociales en Universale App

A la hora de actualizar tus redes sociales podrás añadir tus perfiles de Facebook, Lindkedin, Twitter, Instagram o Xing. Llegados a este punto piensa detenidamente que redes enfocas al mundo laboral y cuáles al personal o si prefieres tener un “mix” para filtrar posteriormente a tus nuevos contactos el acceso a ellas.

Perfil personal de Universale App

Finalmente, si quieres usar Universale de una forma personal, divertida y distinta para hacer contactos, simplemente asocia tus datos y redes por los que quieres que te conozcan de forma pública y mantén privados aquellos que quieras pensar un par de veces conceder según quien te contacte.

Si después de lo que hemos contado tienes alguna sospecha de que tenemos algún interés especial en que vuelques en Universale el mayor número de datos posible, no temas. Solamente nos encargamos de custodiar tus datos de forma segura, nunca de usarlos con fines comerciales (salvo para mandarte información exclusivamente de Universale) o para su venta a terceros.

Queremos enseñarte a que gestiones tu información de la manera más eficiente posible para que consigas cualquier hito que te propongas. ¡¡¡Prometido!!!

7 razones por las que todavía necesitas tarjetas de presentación

¿Por qué usar tarjetas de presentación en esta era digital cuando parece que todos, desde niños pequeños hasta abuelas tienen un dispositivo digital en sus manos? ¿No es la tarjeta de visita tradicional innecesaria o al menos pasada de moda?

La respuesta es no, y estos son los motivos:

Los dispositivos digitales, como los smartphones están en todas partes, pero eso no hace que sea más fácil o más rápido darle a alguien tu información comercial de contacto.

Podrías enviarles la información por correo electrónico, pero eso requiere obtener la dirección de correo electrónico de una persona e introducir la información. ¿Cómo es eso más rápido que solo darle una tarjeta de visita a alguien?

Es cierto que algunos dispositivos, como teléfonos Android o iPhones, permiten que la información se transmita de un teléfono a otro, pero sólo de un teléfono compatible a otro. Las posibilidades de que todos tus clientes potenciales tengan el mismo tipo de teléfono son extremadamente remotas, lo que hace que las tarjetas de visita sean una muy buena opción.

Algunas personas no tienen dispositivos digitales

Aunque sea difícil de creer, aún existen muchas personas que no tienen un smartphone (o que no lo llevan siempre encima).  Si deseas vender algún servicio o producto a algunas de estas personas, las tarjetas de presentación pueden ayudar.

Las tarjetas de presentación no tienen tiempo de inactividad

Nunca son inaccesibles debido a que se haya agotado la batería o  a una mala conexión a Internet. Puedes usarlas en cualquier lugar e incluso en situaciones en las que los teléfonos y otros dispositivos digitales deban estar apagados, como en aviones.

Las tarjetas de presentación le dan legitimidad a tu pequeña empresa

La gente quiere tratar con negocios en los que se pueda confiar. Cuando se enfrentan a negocios que no tienen nombres conocidos o una reputación establecida desde hace tiempo y con los que no han tratado antes, juzgan a una empresa por su apariencia y por lo que dicen otras personas al respecto. Tener tarjetas de presentación aceptables es una manera de indicarle a las personas que estás llevando un negocio real y que lo harás bien.

Las tarjetas de presentación brindan oportunidades promocionales

Obviamente, promocionas tu pequeña empresa cuando entregas una tarjeta de visita. Esperas que la persona a la que se la estás dando utilice la información en la tarjeta para contactarte. Pero, ¿por qué detenerse ahí?

Convertir tu tarjeta de visita en un folleto te permite decirle al posible cliente o cliente por qué debería llamarte. O da un paso más y convierte tu tarjeta de visita en un artículo promocional que servirá como un recordatorio diario visible de tu negocio.

Las tarjetas de presentación son necesarias para hacer tratos en algunas situaciones y/o culturas

El intercambio ritual de tarjetas de visita es fundamental para establecer relaciones comerciales en muchos países. En Hong Kong, por ejemplo, si te entregan una tarjeta de visita y no ofreces una a cambio, básicamente puedes olvidarte de hacer el negocio en ese mismo momento.

En Japón, también, la calidad y el estado de tu tarjeta de visita habla mucho sobre cómo se va a comportar tanto tú como tu negocio.

Las tarjetas de presentación facilitan la creación de la red de contactos

Aunque las redes virtuales u online han expandido los círculos de contactos de los negocios, no han reemplazado al cara a cara que durante mucho tiempo ha sido el método comprobado para crear relaciones comerciales, encontrar oportunidades y aumentar las ventas. Y las tarjetas de visita juegan un papel importante en estas funciones.

Entonces, ¿por qué usar tarjetas de visita?

Porque el antiguo rectángulo de papel sigue siendo la manera más rápida y fácil de compartir información de contacto comercial con otras personas de negocios y con posibles clientes y clientes.

Incluso en esta era digital, siguen siendo una de las mejores maneras de hablarle a la gente acerca de tu pequeña empresa y, por lo tanto, de hacer negocios.

 

Fuente: The balance small business

10 maneras de construir relaciones comerciales sólidas, fuertes y duraderas

Se necesita una cantidad dedicada de tiempo y energía para construir relaciones comerciales buenas, fuertes y duraderas en la actualidad. Son una parte integral y necesaria del éxito. Las relaciones comerciales duraderas no ocurren sin más, se desarrollan con un trabajo dedicado y consistente.

relaciones comerciales

Nuestra red comercial debe ser un grupo de personas cualificadas y selectivas con las que poder contar con su apoyo, dirección, conocimiento, etc. Tenemos que encontrar ese equilibrio de ser, tanto de los que dan como de los que reciben. Muchas personas no piden ayuda cuando la necesitan, lo que puede ser fatal para las pequeñas empresas. La selectividad, la coherencia y el compromiso son esenciales para encontrar grandes personas y relaciones.

Autenticidad

Sé quien eres y acepta a los demás tal y como son. Es fácil crear una personalidad falsa, especialmente online, pero esa no es la manera de comenzar una relación cuando comenzamos a calificar personas y empresas.

Encuentra personas y empresas con las que sientas una conexión natural y una fácil comunicación sobre las cosas que tenéis en común. La autenticidad de la personalidad, las creencias y el punto de vista puede acelerar las relaciones.

Identificar metas y valores compartidos

Buscamos personas que nos gustan y con las que compartimos objetivos y valores similares. ¿Son honestos, amables…?, ¿tienen conocimientos?, ¿son útiles?, ¿cómo tratan a los demás?, ¿los respetamos?

Lamentablemente, muchas personas se presentan de una cierta manera sólo para aprovecharse de la gente una vez que han conseguido su confianza. Puede que no siempre compartamos el mismo punto de vista con todos, pero los valores compartidos son obligatorios.

Desarrollar el respeto mutuo

Esto puede llevar tiempo, a menos que se trate de alguien preferido con el que ya tienes una conexión de confianza. Nos mostramos a nosotros mismos a través del tiempo y a través de diferentes actividades y experiencias.

Únete a un grupo profesional o una comunidad online, ya que son excelentes entornos para desarrollar relaciones. Ten paciencia, sé selectivo y observa a la gente en acción. Crear respeto mutuo es esencial para que una relación crezca.

Compartir algo de vulnerabilidad

Somos humanos y, a veces, eso significa compartir y apoyar a las personas a través de la dificultad, el desafío y el cambio. Mostrar nuestra vulnerabilidad es parte de nuestra autenticidad. Esto debe compartirse sólo con unos selectos en lugar de públicamente.

Haz conexiones significativas para que las personas se relacionen entre sí

El mayor cumplido en los negocios es una referencia. Debemos ser considerados, tener los motivos correctos y conectar a las personas por las razones correctas. No todas las referencias funcionan. Se necesitan dos para que esto suceda y funcione, así que no hagas todo el trabajo.

Hacerlo más personal

Si realmente quieres conocer gente, pídeles que vayan a tomar un café para poder hablar de una forma más personal. Tienes que estar dispuesto a compartir experiencias, ideas, puntos de vista y aprender más sobre la historia, familia e historia profesional de los demás.

Hacer algo divertido juntos

Si todo es trabajo y no hay nada de diversión nos vuelve aburridos.

Salid y haced algo divertido juntos que no tenga nada que ver con el trabajo. La música, el arte, el entretenimiento, las reuniones y los eventos son actividades divertidas para ver los diferentes lados de las personas. Sin mencionar algunas conversaciones al azar y memorables y risas que pueden salir de eso.

Olvídate de las expectativas

Entra en las relaciones con una mente abierta, expectativas realistas y nunca asumas. Las personas son sólo quienes creemos basándonos en nuestras interacciones con ellas. Acepta a las personas como son y no esperes que sean de una manera determinada. Si tenemos expectativas preconcebidas, seguramente nos llevaremos una desilusión.

Fijar una lluvia de ideas

Fija un tiempo dedicado para intercambiar ideas, participar y hacer negocios juntos. Lo mejor es establecer un horario regular, un límite de tiempo y una agenda para lo que quieres lograr en este tiempo. Dedica también un tiempo para una discusión no programada.

Ofrecer antes de pedir

En 2010, TrendWatching publicó un resumen de tendencias en las que destacaba “servir es la nueva venta”.

Pusieron un nombre a lo que ya sabíamos que era el cambio de tendencia en ventas y marketing, y ahora es la norma en los negocios, las redes sociales y el marketing de contenidos.

Cuando educamos, ayudamos e inspiramos a otros con nuestra experiencia y pericia, estamos construyendo las bases para la confianza que subyace a las relaciones que perduran.

En el momento que blogueamos, creamos contenido, hablamos, realizamos un taller, un seminario web, escribimos un libro electrónico, asistimos a eventos, estamos prestando nuestros servicios y ayudando.

Cuando nos volvemos más serios y nos involucramos en LinkedIn, Facebook, Twitter y otras redes sociales donde la comunidad reúne e intercambia ideas, estamos sirviendo y ayudando.

La confianza es el único ingrediente que construye relaciones comerciales fuertes y duraderas.

Si pones el tiempo y el trabajo, serás recompensado.

 

Fuente: Small Business Trends