Comunicación asertiva: Qué es y cómo mejorarla

Cuando nos comunicamos con otros, todos hemos experimentado situaciones en las que alguien termina siendo lastimado o alguien nunca llega a expresar su opinión sincera porque no quería parecer grosero. Éstas no son interacciones efectivas, y nunca conducen a la honestidad ni a la transparencia.

comunicación asertiva

En cambio, todos debemos aprender a ser asertivos tanto con nuestra comunicación profesional como personal, lo que significa que debemos decir exactamente lo que queremos con firmeza pero de manera respetuosa. Nuestras habilidades de comunicación asertiva pueden hacer o deshacer los resultados de nuestras interacciones con los demás.

Principales tipos de comunicación

Hay 3 tipos principales de comunicación: pasiva, agresiva y asertiva.

En cada conversación, nuestro estilo de comunicación hace que sea más fácil o más difícil para la otra persona entender lo que queremos decir. Y, lamentablemente, sufrimos las consecuencias si no sabemos qué estilo de comunicación usar. Esto puede llevar a personas que ofenden accidentalmente a otras o que no transmiten claramente lo que pretendían.

  • Comunicación pasiva

Si eres demasiado pasivo, entonces lo más probable es que estés de acuerdo con lo que otros te dicen, sigues a la multitud y muchas veces se te considera débil. Los comunicadores pasivos a menudo pierden el respeto, se subestiman y reciben menos oportunidades.

  • Comunicación agresiva

La comunicación agresiva, por otro lado, puede impedirte tener relaciones sólidas. Esto sucede porque nadie disfruta de la compañía de alguien que constantemente juzga, discute, no está de acuerdo y no permite que otros compartan sus opiniones.

Es posible que estés utilizando una comunicación agresiva si ignoras a las personas, no tienes en cuenta sus sentimientos, hablas más de lo que escuchas o usas gestos agresivos. Esta forma de comunicación resulta irrespetuosa y a menudo arruina las relaciones.

  • Comunicación asertiva 

La comunicación asertiva es a lo que todos deberíamos aspirar, ya que satisface tus necesidades y las de las otras personas.

Por supuesto, a veces puede ser difícil adoptar este hábito y mantenerse alejado de los otros dos estilos de comunicación. Se necesita un poco de autocontrol.

Afortunadamente, hay algunas formas inteligentes y fáciles de mejorar tus habilidades de comunicación.

Beneficios de ser asertivo

  • Mejor comunicación

Si te comunicas sabiamente, puedes obtener lo que quieres de cualquier interacción y también dejar a la otra persona satisfecha.

  • Menos estrés

La comunicación agresiva es estresante (como puede ser la pasiva); una de las personas involucradas generalmente termina sintiéndose humillada o amenazada. Si estás en el lado “fuerte”, puedes terminar lamentando poner tus necesidades por encima del derecho a hablar de la otra persona.

Sin embargo, con una comunicación asertiva, reconoces los sentimientos y deseos de la otra persona, mientras compartes abiertamente los tuyos y tratas de encontrar la mejor solución para la situación. Este estilo de comunicación equivale a muy poco estrés.

  • Más confianza

La confianza es importante en las relaciones personales y comerciales, y ser asertivo te ayuda a llegar de una forma natural.

La comunicación pasiva a menudo hace que los demás no te tomen en serio, mientras que el comportamiento agresivo tiende a generar sentimientos de resentimiento.

Ser confiable en tu comunicación crea una gran conexión.

  • Más autoestima

Cuando ocultas tus sentimientos o interactúas con los demás sin preocuparte por lo que piensan o sienten, estás bajando tu autoestima o construyéndola sobre la base equivocada.

Pero el comportamiento asertivo, por otro lado, muestra que eres lo suficientemente valiente como para defender tus puntos de vista y que tienes el control de lo que estás diciendo (y más importante aún, cómo lo dices).

Encuentra el equilibrio entre establecer claramente tus necesidades y darle a la otra persona la oportunidad de hacer lo mismo y sentirse igual.

¿Cómo desarrollar un comportamiento más asertivo?

  • Di “No” más a menudo

Para un comportamiento asertivo, tendrás que dejar de lado la necesidad de complacer a todos y hacer las cosas de acuerdo con tus expectativas. Cuando haces esto, a menudo te dejan insatisfecho y te vuelves más débil la próxima vez que intentas pedir algo que quieres.

La comunicación asertiva significa que está bien decir exactamente lo que quieres, pero haciéndolo de manera que no dañe los sentimientos de los demás o se sientan amenazados. Esto puede significar rechazar cosas que creas que no son adecuadas para ti, y luego explicar exactamente por qué las rechazaste. Si das razones contundentes y las dices con determinación, nadie se molestará porque les hayas dado una respuesta negativa.

  • Vigila tu tono

El autocontrol que mencionamos anteriormente debería usarse aquí. Tu voz necesita relajarse y debes sonar tranquilo. Esto puede llevar un tiempo, al igual que cualquier otra nueva habilidad. Mantén un tono amigable y tranquilo.

Hablar despacio y usar una voz más tranquila por lo general es suficiente para devolver el equilibrio a una conversación que haya podido subir de tono.

  • Debes estar dispuesto a discutir hasta que encuentres una solución

Cuando no obtienes la respuesta que deseas por un tiempo, es más fácil simplemente ponerse de acuerdo y marcharse; esto es ser pasivo.

Ser asertivo, por otro lado, significa continuar, de una manera calmada y respetuosa, hasta que se resuelvas el problema. Esto puede requerir más preguntas, escuchar con más cuidado o ser creativo y explorar más opciones.

Sea lo que sea, vale la pena tu tiempo, ya que al final ambas partes se sentirán satisfechas.

  • Presta atención a la comunicación no verbal

Por no verbal, nos referimos al lenguaje corporal, el contacto visual, la postura, los gestos, las reacciones, etc. Todo esto debe hacerse sin ningún sentido de agresión o pasividad. La agresividad hará que la otra persona entre en modo defensivo, mientras que la pasividad hará que se sientan ignorados.

Mantener contacto visual te ayuda a mantenerte concentrado. Además, es una forma fácil de hacerle saber a la otra persona que estás involucrado y que te importa lo que está diciendo.

Los expertos dicen que la forma en que diriges tu mirada y cuánto tiempo mantienes el contacto puede ser incluso más importante que lo que dices.

  • Presta atención

Por último, el secreto para una comunicación efectiva y la formación de mejores relaciones es ser conscientes de lo que la otra persona trata de decir.

Trata de no distraerte ya que esto muestra falta de respeto y puede hacer que des una respuesta equivocada.

Una completa concentración significa estar presente y no pensar en nadie ni nada que no tenga que ver con lo que se está hablando. Olvídate del resto del mundo, mira a la persona con la que se te estás comunicando en ese momento y escucha activamente todo lo que está diciendo.

Esta es la mejor manera de responder de manera significativa: la base de la comunicación asertiva.

Desarrollar tus habilidades de comunicación asertivas puede llevar algo de práctica. Acéptalo como un desafío y práctica tanto en tus relaciones profesionales como personales.

 

Fuente: Mindvalley

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *