5 pasos para una comunicación interna significativa

Si bien una buena comunicación interna transmite el mensaje, una excelente comunicación interna ayuda a los empleados a conectar los puntos entre la estrategia empresarial global y su rol. Cuando la comunicación es buena, se informa. Cuando es genial, involucra a los empleados y los mueve a la acción.

comunicación interna

Sencillamente, una comunicación interna bien ejecutada ayuda a las personas y organizaciones a ser incluso mejores. La realidad es que, a pesar de todos los nuevos y oportunos canales de comunicación (correos electrónicos, reuniones, memorandos, intranet, vídeos, redes sociales internas, etc.), las investigaciones muestran que la mayoría de las empresas no se comunican con los empleados para ayudarles a conectar todos los puntos.

5 pasos para una comunicación interna significativa

Paso 1: Tener claros los objetivos, visión y misión

En esta etapa inicial, estás pensando en el resultado deseado en el contexto de los objetivos, la visión y la misión de la organización. Esto asegura que, desde el principio, estés pensando en una visión global: ¿Cuáles son los resultados que deseas lograr? ¿Cómo se vinculan con lo que es más importante en la organización? ¿Cómo necesitas configurar tu mensaje para lograrlo? ¿Cuáles son las metas?

Paso 2: Desarrollar los mensajes para que hagan ruido en audiencias clave

Desarrolla mensajes clave que se comuniquen y hablen con las audiencias adecuadas. Los mensajes deben ser claros, creíbles y hacer ruido. Una parte crítica del proceso a la hora de desarrollar un mensaje es comprender de dónde proviene tu audiencia para que puedas hacer que tus mensajes tengan un significado poderoso para ellos. Ahí es donde entra la investigación. ¿Qué datos necesitas para comprender mejor a tu audiencia?

Paso 3: Planificación de las comunicaciones

Basándose en los mensajes básicos que has identificado y desarrollado, tu próximo paso es crear un plan que articule el enfoque para alcanzar los objetivos identificados en el Paso 1 a través de la comunicación. Como parte de este plan, debes:

  • Identificar las audiencias clave que necesitas alcanzar.
  • Decidir cuál es el mejor medio para comunicar el mensaje (reunión en persona, artículo del boletín, intranet, correo electrónico, vídeo, podcast, correo ordinario, etc.)
  • Elegir el momento adecuado.

Paso 4: Implementación

Ya has llegado a la fase de implementación de tu plan de comunicación. Ahora depende de ti poner la pelota en juego y comenzar a comunicarte con los empleados. Al usar tu plan establecido como una guía, debes usar las diversas herramientas de comunicación disponibles para llegar a tus empleados con tu poderoso mensaje que tendrá un gran significado para ellos. En última instancia, esto conducirá a los resultados que buscas.

Paso 5: Evaluar si la comunicación te está ayudando o no a lograr los resultados deseados

Esta es la fase de evaluación, y debes comenzar a trabajar en este paso a la vez que estás realizando el Paso 4. Este paso es fundamental para garantizar que todo conduce a los comportamientos y acciones deseados en los empleados. Si descubres que este no es el caso, retrocede y vuelve a evaluar tu plan. Es importante poder corregir el curso a lo largo del camino si te das cuenta de que algo no está funcionando como lo habías previsto.

 ¿Cuál es la recompensa?

  •  Los empleados entienden el panorama general y cómo encajan. Se sienten valorados, escuchados y como una parte importante del equipo y la organización.
  • Los empleados son más productivos y su trabajo tiene sentido. Como resultado, contribuyen más y se sienten mejor con su contribución y con la organización, por lo que permanecen en el trabajo y ayudan a impulsar el negocio.
  • Mejores líderes. La comunicación ya no es solo táctica, se trata de estrategia. En este contexto, los líderes pueden comprender mejor las necesidades de los empleados y cómo satisfacerlas para motivarlos, inspirarlos e involucrarlos.
  • Líderes atentos. Para que los gerentes y las organizaciones atraigan, creen confianza y retengan una fuerza laboral comprometida, deben comprometerse a largo plazo. Crear confianza y credibilidad para mantener a los empleados comprometidos requiere esfuerzo, pero vale la pena. Solo lleva unos segundos perder la conexión y el interés de los empleados.
  • Una cultura de comunicación. El viaje de compromiso de los empleados es continuo. La comunicación no es un “evento”, es un proceso continuo. Debes trabajar todos los días para hacer las preguntas correctas, responder a los demás de manera adecuada y comunicarte de manera abierta y honesta con los empleados. Cuando te vean haciendo ese esfuerzo extra, harán lo mismo.

Las organizaciones que priorizan y se esfuerzan constantemente por lograr una mejor comunicación interna tienen más éxito. Logran confianza y credibilidad, permiten a los empleados hacer mejor su trabajo, crean un lugar de trabajo constructivo que fomenta el crecimiento y crean un sentido común de propósito. De todo esto, solo puede haber un resultado: mayores niveles de rendimiento y mejores resultados empresariales.

 

Fuente: The Grossman Group

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *