Estrategias para fomentar el compromiso laboral

Las organizaciones con empleados altamente comprometidos superan rutinariamente a aquellas con un mayor número de empleados no comprometidos. No solo obtienen ganancias más altas, sino que también se recuperan más rápido de los contratiempos. Parece evidente, entonces, que las empresas deberían tener un gran interés en tomar todas las medidas posibles para mantener a sus empleados activamente comprometidos con su trabajo.

compromiso laboral

A pesar de esto, las investigaciones han demostrado que más de dos tercios de los empleados no están involucrados o, en el mejor de los casos, se muestran indiferentes. Las bajas tasas de compromiso contribuyen a la disminución de la productividad y aumentan las probabilidades de rotación, lo que hace que muchos empleados prometedores se vayan y busquen oportunidades más favorables en otros lugares.

Afortunadamente, hay muchas estrategias que las organizaciones pueden implementar para ayudar a impulsar el compromiso:

Proporciona una Hoja de Ruta (Roadmap)

Saber que tienen un futuro claramente definido es un factor importante para determinar si alguien decide abandonar una organización para buscar nuevas oportunidades. Esto es especialmente importante para las generaciones más jóvenes, que cambian de trabajo con más frecuencia que las generaciones anteriores e identifican de manera rutinaria las oportunidades de desarrollo como un factor clave en sus decisiones sobre sus carreras.

Al mantener conversaciones profesionales con los empleados y preguntarles dónde se ven en el futuro, las empresas pueden crear planes que les ayuden a desarrollar las habilidades que necesitan para asumir responsabilidades adicionales en el futuro.

Además de aumentar las tasas de retención, este énfasis en el desarrollo también aumenta el compromiso, ya que los empleados tienen más probabilidades de ver su papel en la organización como importante y valorado. Asumen una mayor responsabilidad sobre sus cometidos y también vigilan el futuro. Sabiendo que el trabajo que realizan hoy beneficiará a su carrera mañana, los empleados que sienten que tienen un claro avance dentro de la organización pueden evitar sentirse como si estuvieran estancados en la misma posición sin futuras previsiones.

Además, facilitar el desarrollo ayuda a generar confianza porque demuestra que la empresa valora y aprecia a sus empleados. Con ese sentido de confianza viene un mayor compromiso con la misión de la organización.

Reconoce el buen trabajo

Una cosa es mostrar apoyo a los empleados a través de oportunidades de desarrollo, pero tales medidas son solo una de las formas en que las empresas pueden demostrar cómo valoran a los empleados. Reconocer los éxitos y resaltar los logros puede parecer un gesto menor, pero ayuda mucho a mostrar a los empleados que el trabajo que hacen es importante.

Una investigación de Gallup ha demostrado que 2 de cada 3 empleados sienten que el buen trabajo que realizan no se reconoce. Esta cifra debería ser particularmente preocupante para las compañías, ya que los empleados que se sienten subestimados tienen el doble de probabilidades de renunciar. Teniendo en cuenta que reconocer una buena labor es una estrategia de bajo coste que se puede implementar a diario, es bastante sorprendente que tantas organizaciones se estén quedando cortas en este sentido.

Animar a los empleados y celebrar sus logros no tiene que venir exclusivamente del liderazgo. La retroalimentación positiva y el reconocimiento de los colegas también pueden ayudar a impulsar el compromiso laboral al crear un sentido de confianza y compañerismo en toda la organización. Cuando los empleados tienen una inversión emocional positiva en el éxito de sus compañeros de equipo, es más probable que se comprometan en su trabajo para lograr ese éxito.

Establece una comunicación bidireccional

A nadie le gusta mantenerse en la oscuridad. Las organizaciones que operan bajo el secreto y mantienen a los empleados en una estricta “necesidad de saber” tienden a tener dificultades con las bajas tasas de participación y retención. Las personas desean conocer las decisiones que los afectan, lo que se espera de ellos y la información que puede ser relevante para sus tareas.

Pero simplemente compartir información no es suficiente para promover el compromiso. Los empleados necesitan saber que la comunicación fluye en ambos sentidos. Si no pueden llevar sus preocupaciones o ideas al liderazgo, es probable que se sientan ignorados o no valorados. Esto va más allá de simplemente tener una política de puertas abiertas. Ser capaz de expresar inquietudes es una cosa, pero saber que alguien está allí para escucharlas de verdad y tomarlas en serio es otra muy distinta.

Los líderes efectivos son generalmente comunicadores proactivos que alientan a las personas a hablar y que todos sepan que están dispuestos a escuchar. Son tan accesibles como les es posible y no tratan la información como un impulso para promover sus propias ambiciones.

Proporcionar un sentido de propósito

Para muchos empleados de hoy, especialmente para los millennials, no es suficiente simplemente presentarse para trabajar, realizar una tarea y cobrar a fin de mes. Quieren sentir que el trabajo que hacen es importante, que tiene algún propósito más allá de simplemente obtener una ganancia. Además de sus contribuciones personales, quieren saber que la organización para la que trabajan está comprometida con los valores y objetivos que comparten.

Si los empleados no pueden reconciliar sus valores personales con los de su compañía, se desconectarán muy rápidamente y, probablemente comenzarán a buscar trabajo en otro lugar. Corresponde a las organizaciones, y especialmente al liderazgo, comunicar sus valores y objetivos de manera clara y explícita. Además, deben mostrar a los empleados cómo sus contribuciones realmente hacen una diferencia en cuanto a si la organización logra o no sus objetivos. Cuando los empleados conectan su lugar de trabajo con sus valores personales, es más probable que se comprometan y demuestren un mayor nivel de inversión personal en el éxito de la empresa.

Sé justo y realista

Para que las organizaciones y los líderes conserven el respeto de sus empleados, deben tratarles con respeto e imparcialidad y, al mismo tiempo, respetar los mismos estándares. Los empleados quieren saber que serán juzgados principalmente por su desempeño en lugar de factores que están fuera de su control. También esperan que se sigan las reglas y los procedimientos, que no se descarten a la primera de cambio.  Si los empleados tienen la impresión de que las reglas no se aplican a algunas personas, es más probable que se desconecten y se nieguen a responsabilizarse por sus acciones.

Las empresas también deben asegurarse de que sus expectativas sean realistas. Si bien los empleados comprometidos a menudo llevan una carga de trabajo más pesada que los menos comprometidos, inclinarse demasiado sobre ellos puede ‘quemarles’ o provocar resentimiento. De manera similar, si incluso las tareas rutinarias parecen ser abrumadoras, los empleados pueden frustrarse y buscar oportunidades más razonables en otras compañías.

Conclusión

Una fuerza laboral comprometida es un activo invaluable para cualquier organización. Cualquier abuso de confianza podría socavar fácilmente ese compromiso y causar reducciones drásticas en la productividad, la rentabilidad y las tasas de retención. Al mantener un enfoque en las formas de fomentar el compromiso, las empresas crearán un entorno de trabajo positivo que hará que las personas quieran comprometerse con su éxito tanto en el presente como en el futuro.

 

Fuente: Onpoint Consulting

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *