Hábitos poderosos para un equipo más productivo

Cada equipo tiene sus propios hábitos, pero algunos hábitos, como algunos equipos, son más efectivos que otros. Construir y reforzar buenos hábitos puede ser la clave para un equipo cohesivo y productivo. Asegúrate de que tu equipo recibe apoyo con unos hábitos que le lleve de la visión a las metas y al logro.

hábitos productivos

Mantener una seguridad fuerte

Los equipos productivos no tienen miedo de fallar. No temen correr riesgos y ser vulnerables, porque tienen la seguridad de saber que nadie les culpará si las cosas no salen del todo bien. La esencia de un gran equipo productivo es la combinación de aceptar el riesgo e insistir en la excelencia.

Todos los miembros del equipo quieren saber si pueden correr riesgos sin sentirse inseguros o avergonzados.

Crear una estructura con claridad

Los mejores equipos asignan a cada miembro un rol claro con planes, directrices y objetivos claros. Se aseguran de que encajen con la persona mejor calificada en cada rol en función de los antecedentes y la personalidad, y se aseguran de que todos tengan la capacitación que necesitan para cumplir con las altas expectativas. El resultado es una impresionante estructura que hace que la efectividad sea casi un hecho.

Todos los miembros del equipo quieren saber si están claros los objetivos, lo roles, los planes de ejecución, lo que se espera de ellos y si están capacitados y tienen los medios necesarios para hacerlo bien.

Trabajar a un ritmo óptimo

No se trata de velocidad sino de encontrar el ritmo correcto. Si tu equipo se mueve demasiado rápido, el agotamiento pronto empezará a notarse. Los equipos más productivos saben que tienen que encontrar el equilibrio adecuado a medida que continúan creciendo y logrando objetivos.

Todos los miembros del equipo quieren saber si tienen que trabajar las 24 horas del día para parecer productivos o si pueden seguir el ritmo al que mejor trabajan.

Fomentar la responsabilidad

Los equipos fallan cuando nadie responsabiliza a los miembros por el éxito. Los mejores equipos alcanzan su máximo potencial cuando pueden ser responsables de su trabajo y responsables de sus resultados.

Todos los miembros del equipo quieren saber si pueden contar los unos con los otros para hacer un trabajo de calidad a tiempo.

Mirar más allá

Es genial reunir a un grupo de personas con talento para hacer algo bien, pero ese trabajo adquiere un significado verdadero cuando se sabe que tiene un impacto, que marcará una diferencia y generará un cambio. Esa conciencia es la diferencia entre un buen equipo y un gran equipo.

Cada miembro del equipo quiere saber si el trabajo que está haciendo es importante.

 

Fuente: Lolly Daskal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *