La importancia de causar una buena primera impresión

Solo tienes una oportunidad de causar una primera impresión. Desde las relaciones personales hasta las reuniones de negocios, nos enseñan que las personas forman opiniones de nosotros en unos momentos y que debemos estar listos para mostrar lo mejor de nosotros en todo momento.

primera impresión

En nuestra sociedad, dedicamos una gran cantidad de energía en intentar causar buenas primeras impresiones, desde la vestimenta hasta un firme apretón de manos.

¿Realmente tienes solo una oportunidad de causar una gran impresión? Algunos podrían argumentar que esto es válido para una entrevista, un discurso para una venta o en una presentación para recaudar fondos. Una vez que se forma esa impresión, es muy difícil cambiarla.

Ya sea que estés realizando una llamada de ventas con un nuevo cliente o en una entrevista de trabajo, comenzar fuerte conducirá a relaciones e interacciones saludables en el futuro.  

Aquí tienes 4 consejos que te ayudarán a causar una gran primera impresión:

Haz los deberes

Preocúpate de saber con quién estás hablando, qué le preocupa y el problema o asunto que se está tratando. Prepara puntos de conversación relevantes antes de la reunión.

Muestra confianza en ti mismo

Es normal estar nervioso, pero no deseas que tu ansiedad salga a la luz. Tu lenguaje corporal debe ser seguro y cómodo. Camina con la cabeza alta y con soltura y siéntate erguido.

Participa

Concéntrate en las personas que están hablando y escucha lo que están diciendo con atención. Haz preguntas reflexivas de seguimiento. Cuanto mejor la hagas sentir, más se inclinarán a tener una impresión positiva de ti.

Seguimiento

Para asegurar que tu primera impresión se quede grabada, escribe una nota de agradecimiento o envía un artículo relacionado sobre la conversación que tuviste.

Si por algún motivo piensas que la impresión que has causado no ha sido buena, aún puedes utilizar unos consejos para revertir o superar la mala impresión causada:

Sorprende

Digamos que has desarrollado una reputación de permanecer en silencio durante las reuniones de grupo. Asegúrate de ser la primera persona en hablar durante las siguientes reuniones y haz varios comentarios.

Compensa tus errores

Bombardea al equipo con mucha evidencia para sugerir que tu primera impresión sobre ti fue incorrecta. Para cambiar la percepción de la gente, deberás hacer algo más de una vez. Por ejemplo, si la gente piensa que siempre llegas tarde a las reuniones, llega pronto, pero llega pronto siempre.

Acércate a ellos

Puede ser tentador evitar a las personas si no empezaste con el pie derecho. Pero no debes evitarles. Sal de su zona de confort y busca maneras de conocerles mejor.

Sé paciente

A veces, todo lo que puedes hacer es ser paciente y esperar. Tu buen trabajo hará que las personas te rodeen y la primera mala impresión se desvanecerá con el tiempo.

 

Fuente: AscendThe Hedges Company

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *