¿Cómo puedes mejorar tu cultura empresarial?

La cultura empresarial está compuesta de un conjunto de normas y valores que caracterizan la imagen de una empresa y la forma de organización de ésta.

Independientemente de tu industria, las personas son tu mejor activo, y cuando las personas se sienten valoradas, respetadas y apreciadas, es más probable que tengan éxito.

cultura empresarial

Aquí hay cinco sencillas formas que te ayudarán a fortalecer y mejorar la cultura de tu empresa:

Adopta la transparencia

La transparencia con respecto a las finanzas puede ser difícil, pero los empleados aprecian la honestidad. Esta es una manera fácil de generar confianza y buena relación.

Proporcionar actualizaciones sobre la salud de tu empresa ayuda a las personas a sentirse más involucradas en el bienestar de la organización. Cuando puedas, ofrece a los empleados una visión sin filtrar de las operaciones y la visión de la compañía para el futuro, y dale voz a tus empleados. La confianza es la base de una cultura empresarial saludable.

La transparencia es mucho más que revelar información financiera. Mantén a tu gente informada y  comparte planes de negocios, calendarios de comunicaciones, iniciativas de marketing, proyectos de TI y objetivos estratégicos.

Sé flexible

El horario flexible se clasifica consistentemente como una de las ventajas más populares en el lugar de trabajo.

Especialmente durante el verano, cuando los niños no van al colegio, darles a los empleados la opción de trabajar a distancia o trabajar horas irregulares puede ser un alivio tremendo. Permitir que los trabajadores realicen su trabajo fuera de la oficina también es una forma sustantiva de generar confianza. Ofrecer flexibilidad es una muestra significativa de respeto y agrega peso a la noción de establecer una cultura que valora y honra a los trabajadores.

Establece tradiciones

La compañía que juega junta permanece junta.

Programa actividades que brinden oportunidades discretas y de poco estrés para mezclarte y disfrutar de la compañía de los demás. Crea eventos durante todo el año que pueda interesar a tus empleados y establece tradiciones divertidas que reflejen y mejoren tu cultura única.

Pide a los empleados retroalimentación sobre qué tipo de actividades disfrutan, y permite que las preferencias de tu gente moldeen el tipo de cosas que haces tú.

Pero nunca obligues a las personas a participar en las actividades que programes. La participación obligatoria puede socavar la diversión.

Honra y respeta la maternidad y la paternidad

Muchos lugares de trabajo proporcionan el mínimo indispensable cuando se trata de dar cabida a nuevas madres o padres. Brinda a las nuevas madres suficiente tiempo y espacio para amamantar y tiempo para ajustar sus horarios.

Criar a un niño es uno de los trabajos más difíciles del mundo, sin embargo, muchos empleadores muestran poca o ninguna empatía por las personas en medio de este gran cambio de vida.

Establece una cultura que honre y respete a las madres que trabajan, y por supuesto, también debes hacer un esfuerzo adicional para apoyar a los nuevos padres.

Fomenta relaciones sólidas entre compañeros de trabajo

Las relaciones laborales y el compromiso de los empleados están inextricablemente vinculados.

Tener cariño por los colegas puede mejorar la lealtad de la empresa, la satisfacción laboral e incluso la productividad. Para crear una cultura empresarial saludable, asegúrate de que tu organización sea propicia para forjar relaciones sólidas. Crea espacios para la colaboración, ofrece oportunidades que promuevan la interacción y haz que todos los trabajadores se sientan parte del equipo.

Una cultura de empresa próspera y vibrante puede atraer a los mejores trabajadores, aumentar la retención y mejorar la productividad.

 

Fuente: Ragan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *